Perfiles Creativos: cómo nos aproximamos a la resolución de problemas

cerebro foursight-01

Desde que comencé a estudiar académicamente esto de la creatividad, creo que pocos conceptos me clarificaron tanto aspectos relativos al trabajo en equipo como lo hizo el concepto de los perfiles Foursight.

Mi primera aproximación la tuve en el Magíster en Comunicación Creativa de la UCSC, con Carlos Núñez (si, el mismo del perfil T Shaped), quién nos enseñó las bases generales del concepto y su aplicación. Esa primera experiencia fue bastante reveladora ya que uno: soy bastante escéptico de las pruebas psicológicas estandarizadas (quizás algún psicólogo me pueda corregir y sacar de mi sesgo) sobre todo en aspectos tan “inestandarizables” como la creatividad, y segundo porque pude comprender muchos rasgos de mi propio comportamiento a la hora de realizar proyectos y trabajar en equipo. De hecho, podría decirse que fue bastante catárquico en ese sentido, y desde entonces que le pongo mucha atención al acercamiento creativo de cada integrante del equipo en cualquier experiencia en la que me ha tocado trabajar con más personas, sea laboral o no.

¿De qué se trata? Foursight es una herramienta de medición que permite conocer el perfil de cada persona a la hora de resolver problemas, con el fin de comprender los puntos fuertes y débiles cuando se trabaja con metodologías creativas. Fue creado por Gerard J. Puccio, Psicólogo Estadounidense que ha estudiado la creatividad por años desde la perspectiva de la psicología organizacional y ha sido autor de varios libros al respecto. Esta herramienta está basada ampliamente en la metodología Resolución Creativa de Problemas (CPS, por las siglas en inglés de Creative Problem Solving) de Alex Osborn, creador del brainstorming, fundador de la Creative Education Foundation (CEF) y co-fundador de la famosísima agencia internacional BBDO (de hecho, la O representa a Osborn).

Esta herramienta plantea que existen diferentes perfiles creativos, y cada uno de estos perfiles expresa una preferencia por ciertas partes del proceso de Resolución Creativa de Problemas. Específicamente, mide hacia qué tipo de pensamiento es atraída una persona -o un grupo de personas- y dónde podrían estar quedándose “cortos”. Esto es especialmente relevante hoy en día, donde poco a poco en el ámbito laboral la balanza se ha ido inclinando hacia las mal llamadas “habilidades blandas” (o competencias transversales) por sobre el conocimiento técnico, situación influida  por un entorno de cambios veloces que exige que los equipos respondan de manera más eficiente a los diferentes desafíos que dicho entorno supone y donde habilidades como la creatividad, la capacidad de adaptación o de aprendizaje tienen cada vez más valor.

Antes de detallar las características de cada perfil, hay que tener ciertos puntos claros de esta herramienta. Primero, esta medición no tiene puntajes buenos ni malos: cada una de los perfiles tiene sus fortalezas y debilidades. El objetivo aquí es entender cómo las preferencias influyen en la toma de decisiones, las percepciones, el estrés y hasta la relación con otros miembros del equipo. Segundo, preferencia no implica (necesariamente) habilidad. Simplemente quiere decir que hay ciertas partes del proceso creativo en las cuales nos sentimos más cómodos y con más energía. Por último, hay que entender que todos podemos crecer y aprender. Hay muchas habilidades que tienen que ver con la creatividad y la innovación que pueden ser entrenadas y aprendidas. Conocer nuestro perfil creativo nos permite estar más atento de aquellas etapas en las que necesitaremos herramientas adicionales, más práctica o la ayuda de otros, anticipándonos a los problemas que nuestra forma de pensar nos puede generar.

perfiles foursight

Los 4 perfiles Foursight: clarificador, ideador, desarrollador e implementador.

De acuerdo a esta herramienta existen 4 perfiles: clarificador, ideador, desarrollador  e implementador (de ahí el nombre Foursight). Los clarificadores son personas que les gusta dedicar tiempo a comprender bien el desafío al cual se enfrentan antes de lanzarse a proponer ideas, soluciones o a meter las manos a la masa. Ponen mucha atención a los detalles y les gusta investigar y desenterrar cualquier pedacito de información que les ayude a armar un mejor panorama del problema que tienen por delante, sin embargo esto puede llevarlos a sufrir “parálisis por análisis”.

Los ideadores, como bien dice su nombre, gustan de generar muchos conceptos e ideas. Tienden a ver el panorama general, les gusta jugar con las diferentes posibilidades y dan rienda suelta a su imaginación. Disfrutan pensar en términos más abstractos y tienen una aproximación más intuitiva al proceso creativo, lo que los puede llevar a pasar por alto los detalles y a saltar de una idea a otra sin hacer algo más al respecto.

A los desarrolladores les gusta invertir tiempo en analizar soluciones potenciales, destacando todos sus pros y sus contras. Les encanta tomar ideas en bruto y mejorarlas hasta convertirlas en soluciones finamente pensadas para el problema al cual se están enfrentando, pensando también en los pasos necesarios para implementarlas, no obstante esta misma atención al detalle puede dejarlos atrapados en la búsqueda de la “solución perfecta”.

Por último, los implementadores son aquellos que llevan las ideas a la acción y las soluciones a la práctica. Los motiva el llevar las ideas a la realidad y ver resultados tangibles. Les gusta lograr cosas y están constantemente pensando en cómo llevar las ideas a la etapa de implementación. Es este mismo apuro el que los puede llevar a tomar acción demasiado rápido.

El mayor aporte de los perfiles Foursight es que nos permiten comprender mejor no solo nuestra forma de resolver problemas o afrontar proyectos, si no que entender además cuál es la forma de aproximarse a estos desafíos por aquellos con quienes estamos constantemente relacionándonos, ya sea en el trabajo o en cualquier otro ámbito, logrando empatizar de manera más profunda con nuestro equipo y permitiéndonos colaborar más sinérgica y efectivamente, no teniendo solo los objetivos claros, sino que también aquellas etapas en las que necesitaremos ese empujoncito extra por parte de nuestros compañeros de equipo.

¿Se sienten identificados por uno en particular?

Si les interesa más el tema les dejo algunos links relacionados

Learning to Think Outside the Box – New York Times

Can Creativity Really Be Taught? – Fast Company

Creative Education Foundation

Add Comment

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

© 2014 Todos los derechos reservados. Sitio diseñado e implementado sobre Wordpress.